Aunque los oligoelementos están presentes en nuestro cuerpo y en nuestra alimentación, son esenciales para una buena salud en el día a día. ¿Qué son exactamente los oligoelementos? ¿Cuáles son los beneficios de estos oligoelementos?

¿Qué son los oligoelementos?

El término oligoelemento procede de la palabra griega “oligo”, que puede traducirse como “poco” o “pequeña cantidad”.

Los oligoelementos son, por tanto, sustancias minerales presentes en cantidades muy pequeñas en el cuerpo humano (menos de 1 mg/kg de peso corporal).

Es el caso del cobre, el yodo, el hierro, el flúor, el molibdeno, el cromo, el selenio, el boro, el manganeso y el cobalto.

Aunque estos nutrientes están presentes en cantidades mínimas, son esenciales para una buena salud y una buena forma física. De hecho, participan en muchas funciones vitales como

  • reacciones metabólicas o enzimáticas ;
  • la expresión de ciertas señales hormonales
  • el buen funcionamiento del sistema inmunitario;
  • el fortalecimiento de ciertos tejidos, como los huesos y los dientes.

Oligoelementos esenciales y no esenciales: ¿cuál es la diferencia?

Las sustancias presentes en cantidades traza en el cuerpo humano se clasifican en dos grupos, los oligoelementos esenciales y los oligoelementos no esenciales.

¿Cuál es la diferencia entre ambos?

¿Qué es un oligoelemento esencial?

Se dice que algunos oligoelementos son esenciales porque desempeñan un papel importante en muchos procesos o reacciones metabólicas. Están presentes de forma natural en el cuerpo humano.

Por tanto, una carencia de oligoelementos esenciales puede tener repercusiones más o menos graves en la salud del individuo (desequilibrios metabólicos, trastornos funcionales, etc.).
Los oligoelementos esenciales también se dividen en dos grupos:

1.         Los que tienen un riesgo comprobado de deficiencia en los seres humanos: son el hierro, el yodo, el flúor, el selenio, el cobre, el molibdeno, el cromo y el zinc;

2.         Aquellos con bajo riesgo de carencia: esto significa que no se ha demostrado que una carencia cause un problema de salud. Es el caso del cobalto, el manganeso, el níquel, el silicio, el vanadio y el estaño.

¿Qué es un oligoelemento no esencial?

En cambio, los oligoelementos no esenciales no están presentes de forma natural en nuestro organismo.

Al igual que la plata, el oro o el litio, pueden tener propiedades farmacológicas. Son muy útiles en el tratamiento de ciertos trastornos.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de los oligoelementos?

Los beneficios de los oligoelementos para la salud y la forma física son numerosos, tanto por sí solos como en combinación con otros:

  • Plata (Ag): La plata tiene una interesante acción antiinfecciosa y antiviral para reforzar la inmunidad. Este oligoelemento también ayuda a curar y reducir ciertos problemas de la piel como el eczema, la psoriasis y el acné. La plata se recomienda para combatir la fatiga;
  • Bismuto (Bi): El bismuto se ha utilizado durante mucho tiempo por su acción antiinfecciosa en la garganta y el tracto digestivo superior. Se recomienda especialmente para el tratamiento de dolores de garganta, anginas, faringitis y laringitis;
  • El calcio (Ca) desempeña un papel esencial en la solidez de los huesos y los dientes. También interviene en la contracción muscular y tiene un efecto preventivo sobre la hipertensión arterial;
  • El cromo (Cr) favorece la metabolización de los lípidos. Reduce el colesterol, contribuye a mejorar los niveles de azúcar en sangre y regula el apetito. Por eso se puede recomendar para el control de peso;
  • El cobalto (Co) no está presente de forma natural en nuestro organismo. Sin embargo, los beneficios de este oligoelemento son numerosos. En primer lugar, está estrechamente relacionada con la función metabólica de la vitamina B12. Además, es hipotensor, hipoglucemiante y vasodilatador. Por lo tanto, se recomienda para las migrañas o en caso de fatiga;
  • El cobre (Cu) tiene una acción antiinfecciosa muy útil para prevenir y combatir la gripe y otras infecciones víricas durante el invierno. También es eficaz contra los dolores articulares y ciertos problemas de la piel;
  • Flúor (F): los beneficios de este oligoelemento se conocen desde hace mucho tiempo. El flúor ayuda a fortalecer el tejido óseo y los dientes;
  • Hierro (Fe): el hierro es un elemento esencial porque interviene en el metabolismo de la hemoglobina. De hecho, contribuye indirectamente a una buena oxigenación de los tejidos, especialmente durante el ejercicio;
  • Yodo (I): este oligoelemento es esencial para la síntesis de las hormonas tiroideas. Estas hormonas influyen en numerosas funciones, sobre todo cardíacas, musculares, digestivas y del sistema nervioso;
  • Litio (Li): interviene en la regulación del sistema nervioso, el litio ayuda a reducir los trastornos del sueño, la depresión y la ansiedad;
  • Magnesio (Mg): estimulante del corazón y del sistema inmunitario, el magnesio también está indicado contra los trastornos del sueño, la fatiga, el estrés y la migraña;
  • Manganeso (Mn): los beneficios de este oligoelemento están bien documentados. En primer lugar, es un antialérgico recomendado como medida preventiva contra las alergias. Estimula la respuesta inmunitaria y tiene interesantes propiedades antioxidantes;
  • Molibdeno (Mo): recomendado para las personas que padecen la enfermedad de Crohn, el mo-lybdeno interviene en muchas reacciones metabólicas. Su consumo requiere un estricto cumplimiento de las dosis recomendadas;
  • Níquel (Ni): El níquel es esencial en el metabolismo de los hidratos de carbono y en la absorción del hierro. Facilita la regulación del páncreas. Todas estas funciones son esenciales para controlar la dieta, el sobrepeso y las enfermedades del páncreas y del hígado;
  • Oro (Au): no hay rastro de oro en el cuerpo en su estado natural. Sin embargo, este oligoelemento puede ser un apoyo interesante para estimular el sistema inmunitario, contra el reumatismo o en caso de fatiga. Combinado con otros oligoelementos como el cobre, permite una recuperación más rápida de una infección;
  • Fósforo (P): desde el punto de vista fisiológico, el fósforo es un regulador del metabolismo del calcio. Desempeña un papel importante en los huesos, especialmente en los casos de artrosis u osteoporosis. También es diurético y antiespasmódico;
  • El potasio (K) interviene en la regulación del ritmo cardíaco y en la transmisión de los impulsos nerviosos. El potasio puede recomendarse en casos de problemas cardíacos y de hipertensión arterial. Estos no son los únicos beneficios de este oligoelemento, ya que tiene una función diurética y participa en la contracción muscular;
  • Selenio (Se): los beneficios de este oligoelemento son esenciales para la salud. En efecto, es un antiinfeccioso, pero también un antioxidante. Protege contra el envejecimiento celular causado por los radicales libres. El selenio también facilita la excreción de metales pesados que son tóxicos para el organismo;
  • El silicio (Si) es esencial para la síntesis del tejido conectivo. Este oligoelemento estimula el crecimiento celular. También es un agente remineralizante. De hecho, está indicado en particular para fortalecer los huesos o en caso de descalcificación o artrosis;
  • El azufre (S) interviene en reacciones metabólicas clave, como la síntesis de aminoácidos. También interviene en la regulación de la mucosa respiratoria. Por lo tanto, se recomienda en caso de alergias. Desintoxicación, trastornos cardiovasculares, reumatismo, es un oligoelemento importante para la buena salud diaria;
  • Vanadio (V): El vanadio interviene esencialmente en el metabolismo de los lípidos;
  • Zinc (Zn): este mineral interviene en muchas funciones del cuerpo humano. Entre ellas, la regulación del sistema hormonal y nervioso, un efecto antioxidante y una acción antiinfecciosa. También se recomienda contra la caída del cabello y las uñas frágiles. Asociado a otros oligoelementos, también puede ser una fuente de beneficios para el control del peso, las alergias y la recuperación después del ejercicio.
  • Boro (Zn): se trata de un oligoelemento cuyo papel en la fisiología humana aún no se conoce bien. Sin embargo, estudios estadounidenses han demostrado una menor incidencia de osteoartritis y osteoporosis en las regiones en las que la ingesta de boro era superior a 3 mg/día. El boro interviene en el metabolismo óseo en combinación con la vitamina D y el calcio (aunque el mecanismo no se conoce bien).

¿Los oligoelementos en los complementos alimenticios?

Nuestro cuerpo es incapaz de sintetizar los oligoelementos que necesita. La única fuente es el plato y una dieta equilibrada y variada. Sin embargo, esto no siempre es suficiente.

Por ello, los complementos alimenticios pueden ser una alternativa interesante.

Por ello, nuestro complemento alimenticio Multivitaminas y Minerales es rico en oligoelementos. Contiene el 100% de la cantidad diaria recomendada (CDR) de los siguientes oligoelementos: Yodo, selenio, cromo y molibdeno. Además, también aporta el 25% de la IDR de magnesio.

Varias de nuestras fórmulas también contienen oligoelementos. Es el caso de nuestro complemento alimenticio de hierro, nuestra fórmula de vitamina B12 + yodo y selenio, o Vegakid, una fórmula diseñada para asegurar la ingesta de vitaminas y minerales de los niños.

Fatiga, calambres, estrés, trastornos del sueño, gripe, problemas de concentración, estos complementos alimenticios le ayudan a superar los pequeños bajones de forma a lo largo del año.

Bibliografía :

  • El calcio : http://www.ipubli.inserm.fr/bitstream/handle/10608/5935/MS_2006_12_1095.pdf?sequence=
  • Carbonato de calcio :http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/612
  • Boro : www.pubmedcentral.nih.govSanté canada : www.hc-sc.gc.ca

Pin It on Pinterest