Seleccionar página

El Dr. Joan Fontevila  es un experto reconocido en Europa para los programas de control de peso y nos hace compartir su visión y su experiencia sobre este tema

«Algunas cifras de peso

Aunque es una problemática ya planteada desde hace años, las alarmantes cifras de exceso de peso no dejan de crecer. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que, en 2016, 1.900 millones de personas adultas padecían sobrepeso y otros 650 millones, obesidad, lo que supone el 39% y el 13% de la población adulta, respectivamente. Ciertamente podemos hablar de una situación de epidemia global, condicionada por el sedentarismo y el aumento de los alimentos calóricos, tan presentes en el mundo moderno.
La OMS ha dictaminado que el sobrepeso y la obesidad son enfermedades crónicas, estrechamente relacionadas con el incremento de padecer enfermedades cardiovasculares (principal causa de muertes en 2012), diabetes, trastornos del aparato locomotor y la posibilidad de padecer más de 8 tipos de cáncer. Y su definición es también muy clara: el sobrepeso y la obesidad son un estado patológico que se caracteriza por un exceso o una acumulación excesiva y general de grasa en el cuerpo.

Y en España? Según un estudio realizado por investigadores de Imperial College de Londres en colaboración con la OMS, hemos pasado a formar parte de los países con mayor grado de obesidad en adultos, siendo el segundo país de Europa con más casos de sobrepeso y obesidad, sólo por detrás de Reino Unido. El último Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE) mostraba que el 39,3% de los españoles padecía sobrepeso y el 21,6%, obesidad, es decir, más de la mitad de la población española tiene un exceso de peso.
Multitud de tratamientos de pérdida de peso, pero pocos que ofrezcan garantías
Si nos adentramos en el área de los tratamientos y soluciones, tradicionalmente, se ha intentado atajar esta problemática a través de dietas hipocalóricas, es decir, reduciendo la cantidad de calorías y nutrientes. Sin embargo, y aunque esta solución pueda ser válida y segura en determinados casos, las cifras de exceso de peso no dejan de crecer año tras año, lo que deja en entredicho su efectividad como tratamiento para el sobrepeso y la obesidad y lo que plantea nuevos cuestionamientos a la comunidad científica, y especialmente a los médicos y profesionales de la salud que tratan esta enfermedad. En este sentido, se estima que, en las dietas hipocalóricas, del total del peso perdido, un 25% representa masa magra o músculo, lo que favorece la recuperación del peso una vez acabada la dieta.
Ante este panorama, ¿qué podemos hacer? En la última década, el mercado español de las dietas cetogénicas, desarrolladas con productos proteinados comerciales específicos, ha experimentado un crecimiento notable y, varios estudios científicos, han probado su eficacia y seguridad para tratar esta problemática, a pesar de todas las creencias y mitos que todavía envuelven a este tipo de dieta.
La dieta cetogénica es una dieta con un aporte de proteínas adecuado y baja en hidratos de carbono y en grasa, lo que hace que el cuerpo deba recurrir a las reservas de grasa acumuladas como combustible. A este proceso se le llama cetosis, ya que el cuerpo produce cuerpos cetónicos que se emplean como principal fuente de energía y que, además, producen un efecto psico-estimulante que genera sensación de bienestar y vitalidad. Se trata de una situación metabólica que el cuerpo humano lleva a cabo de forma totalmente natural.
A lo largo de la historia, la dieta cetogénica también se ha utilizado para tratar otro tipo de enfermedades, como la epilepsia, la diabetes o el cáncer, y actualmente se está investigando su aplicación para la mejora del rendimiento escolar y en el campo de las adicciones.
En España, su utilización como tratamiento para el sobrepeso y la obesidad se inició en el año 2004, de la mano de la compañía de salud PronoKal Group y de su Método PronoKal, convirtiéndose ambos en pioneros en este ámbito. Desde entonces, y fruto de la investigación científica desarrollada por la compañía, que se suma a numerosos trabajos ya publicados, como los del Dr. Blackburn, cada vez es más numerosa la evidencia que respalda la eficacia y la seguridad de la dieta cetogénica para tratar el exceso de peso frente a otras dietas, como la hipocalórica convencional. Eso sí, la dieta cetogénica siempre debe ir de la mano de un médico especializado, de apoyo multidisciplinar y de un cambio real de hábitos, ya que sin esto, no se logrará el éxito a largo plazo.»…
….
Mas en : http://www.pronokal.com/esp/